miércoles, 25 de mayo de 2011

Déjame ser así.
Necesito pisar el suelo
y al mismo tiempo tomar aire.
No sé vivir si no me impulso.
Soy más de oasis que de arena seca.
Sí ondularme como duna,
internarme en la duna,
en su costillar cimbreante
depositar mis miedos
o enterrarlos bien hondo.
Reptaré cuando andar no pueda
no me hincaré más de rodillas.
Aun doliente, alzaré la vista
porque no quiero dejar de mirar.
No voy a dejar de mirar.
Donde el agua esconda su sal
allí mis límites.
Se abre el tiempo.
Entre los barjanes te espero.

1 comentario:

  1. Me siento identificada. Mil gracias por esta hermosura!!
    besos
    Virtudes

    ResponderEliminar