viernes, 24 de diciembre de 2010

mi "felicitación"

Reconozco no poseer un gran espíritu navideño. Nunca me gustó que me marcaran en qué fechas repartir mi cariño debiendo distribuirlo, clasificarlo según criterios que ni dios mismo sabría bien explicar.
Siempre me pareció un tanto malvado el jojojo de este Papá noel multiplicado por las esquinas y no me gustan tantos falsos angelitos barbudos sin capacidad de elevación. 
Me gusta más adorar el milagro de cada atardecer, del cielo reflejado en la sonrisa de mi hijo, de cada latido de mi corazón.
Por eso hoy también -como cada día-  os saludo a los que pasáis por mi camino, a los que me esperan, a aquellos con quienes tan sólo coincidí de manera fugaz, a quienes me dan tanta dicha, a quienes saben sentir conmigo, a aquellos con quienes puedo hablar y estar callada, a quienes me hacen latir y a aquellos a quienes quizás emocioné alguna vez.
Por eso os invito a elevarnos con ella, mujer como yo, para seguir disfrutando del viaje. Sin fecha. Sin tiempo. Cada día.
Foto de Marina Abramovic

domingo, 12 de diciembre de 2010

Hablo de ti

(Encontraste una telaraña en el limonero
cuando arreglabas el jardín...)


Hablo de ti

y me es dificil hacerlo.
Así que hablo de que hablo de ti

cuando hablo del otoño, de telarañas tan delicadas
como perdidas en los surcos por novias olvidadizas
de las pesadas gotas del rocío bajo el tardío sol vespertino

y más tarde de las largas sombras sobre la explanada
de la tormenta que sacude las copas de los tilos
ya antes de que yo empiece a hablar de las estrellas

y del resplandor en la estrellas en los cristales rajados de la casa
que tintinean cuando ataca la helada de la noche
y todos los sonidos devienen penetrantes, cuando hablo

de todo esto, de todo esto que habla de ti
y de lo que es tan dificil hablar.

Asi te hablo a ti.

Poema de NORDBRANDT
traducido por Francisco URIZ
http://lasombradelmembrillo.com/VI/num/la-sombra-13/la-sombra-13-en-pdf/

lunes, 6 de diciembre de 2010

De sal y fuego (Santiago Tena)

"yo soy la sal, el agua, la vida, el sufrimiento, la mujer, el alma, la piel, la herida


yo soy la lluvia, el olor, el dolor, la playa, la lágrima, la angustia, la brisa, el fuego, el verbo

yo soy la espada


llueva cuanto llueva, algo adentro quema, hierve, se enfebrece, llama

y este llamarse vivo, llamarse fuego y voz, llamarse fuerza, se llama hoy raquel zarazaga, y el mar que trae no es el de cádiz, no es el de la isla, no es el del puerto: el mar que trae se llama sal y brasa, y abrasa, y el mar quema si con su sal nos damos a una nueva templanza: la sal, la sal del mundo, la sal como punto justo de picardía y de vida, la sal como gracia, como encanto de la vida, como sabor vital, es como el fuego en que se templa la espada: los poetas, no ya los poetas: los que sufrimos somos solo eso: espadas, espadas vivas de paz, antorchas, velas, referencias, postas, hogar para la antorcha que busca hogar, fuego para el fuego que en otro fuego nos llama: estar, constante estar: arder, ser como el fuego sal que purifique el sufrimiento ajeno, el mal ajeno: ser antorcha es esto, ser sal es esto: esperar encima de la mesa que alguien tome de nosotros cuanto quiera, esperar encendidos y plenos que de nuestro fuego y nuestra vida se tome lo justo: que la sal dé la gracia que ha de dar: que el fuego no exceda el calor que en el punto exacto me es necesario


hoy soy contigo lo que soy, raquel: en este mundo vacío, blanco, barato, exhausto, vanidoso y frágil, yo soy la sal contigo: en este mundo en el que ya no creemos, en el que el desengaño es continuo, al que la luz no llega, en este mundo de dolor por lo que no han comprendido, yo soy dolor contigo: el árbol que da fruto se poda, el racimo se limpia, la espada se hace vida incandescente y sabemos tú y yo que la sal nos da vida más allá de lo que digan médicos y libros: una vida sin sal no es vida plena, una vida sin sal es un periódico tan gris que en él no quedan tonos que marquen letras

yo quiero morir, yo quiero vivir: más allá de este gris hay un color azul marino y casi cielo en el que cada lágrima se ha añadido a lo vivo, se ha cobrado su luz, se ha hecho sal real: la sal de estar a gusto, de amar, de decir la verdad, de no buscar el daño, de dejar los cuidados, la sal de vida llena, la sal sol, la sal luz: yo concibo un futuro humano y mío, humano y nuestro en el que tanto fuego del que nos forja dentro, en el que tanta fiebre, tanto no, tanto haberse callado por no herir, tanto dar a la paz más importancia que a lo propio se nos premie en la paz y se haga karma vivo y besante y austero pero rico en piel amiga, en verso, en alegría fija, en fuerza fija, en creer con saber que lo que he hecho está bien, que estoy vivo, que merezco la vida, que me quieren, que soy tú, que estoy aquí por ti, que si gritas de vida soy yo mismo quien grita desde ti, y si gritas de gozo y si lloras de gozo soy yo tuyo quien goza desde ti

y lo soy por la lluvia, la pupila, el mar, la sal, las corrientes del golfo y del valiente, tu corriente, tu vida: yo he sufrido para hacer realidad cantante y rima cada parte de ti, para beber la sal, para hacer que la llores y la digas

y a veces, cuando llueve, llegan como en el aire el gozo y el dolor y el sabor de la sal: y son, raquel, tú misma

Texto de Santiago TENA
(para la presentación de mi poemario A VECES, CUANDO LLUEVE, NOS LLEGA EL OLOR DE LA SAL")

miércoles, 1 de diciembre de 2010

"Mandala ascendente"

Sin romper el hilo, pendiente de la fusión de los átomos, los que te asoman al rostro cuando intentas sonreír a pesar de todo, a pesar de ti pero por ti. Sin reproches ni falsos arrobos. Gozo digno de sobresalir.
Pujante tallo de alma que invoca al fulgor, a la vida sabrosa, a la desobediencia infinita, sólo entrega consentida. No más necedad a cuestas ni pasos inciertos hacia un tal vez. Sólo mil hojas para emborronar por derecho propio, jardín de arena con sueños escondidos en cada rincón. Quién puede negarte algo así.

De mi libro "A VECES, CUANDO LLUEVE, NOS LLEGA EL OLOR DE LA SAL"

viernes, 19 de noviembre de 2010

There are many seasons to feel glad

"Entre labio y labio
cuánta dulzura guarda
mi boca abierta al beso"
Alaíde Foppa


¿Acaso el alma tiene rellanos,
descansillos donde poder tomar aliento
antes de proseguir el viaje,
el camino inevitable?
Tras las puertas oscuras
siempre buscamos la salida.
Es preciso a veces inventarla
porque no todo tiene remedio
pero aún así
debes remontarte,
vocalizar tu nuevo nombre
y soplar...

Sabes lo que anhelas
y te parece fruto prohibido.
Estiras la mano
y no está ahí.
Pero hay una luz que no se apaga,
un repique interior
-ese que en flor menuda te convierte-
pasarela escondida
al corazón de tu corazón.

Recoges los bártulos,
cierras las ventanas sin hacer ruido,
doblas las sábanas...
y aún así permanece el fulgor.
Ese brincar de espumas,
tu ignorada voz,
tu orilla.


*Y ahora, el mismo poema traducido al catalán gracias a la amabilidad de Pere Bessó.

De cas té replanells l'ànima,
saplans on poder prendre alé
abans de prosseguir el viatge,
el camí inevitable?
Darrere de les portes fosques
sempre busquem l’eixida.
De vegades és menester inventar-la
perquè no tot té remei
però tot i això
deus remuntar-te,
vocalitzar el teu nou nom
i bufar...

Saps allò que deleres
i et sembla fruit prohibit.
Estires la mà
i no és ací.
Però hi ha una llum que no s’apaga,
un repic interior
-aqueix que en flor menuda et torna-
passarel·la amagada
al cor del teu cor.

Reculls els estris,
tanques les finestres sense fer soroll,
plegues els llençols...
i malgrat això resta el fulgor.
Aqueix saltiró d’escumes,
la teua veu ignorada,
la teua riba.

domingo, 14 de noviembre de 2010

Descubrimiento

Hay días en que no te llegan las palabras al cuerpo,
en que tan torpe te encuentras que no te sale la voz.
Por eso, buscas en otros.
Y en ese camino, como sorpresa, hay quienes salen al paso.
Hoy:  Alaíde FOPPA

Ella se siente a veces...



Ella se siente a veces
como cosa olvidada
en el rincón oscuro de la casa
como fruto devorado adentro
por los pájaros rapaces,
como sombra sin rostro y sin peso.
Su presencia es apenas
vibración leve
en el aire inmóvil.
Siente que la traspasan las miradas
y que se vuelve niebla
entre los torpes brazos
que intentan circundarla.
Quisiera ser siquiera
una naranja jugosa
en la mano de un niño
-no corteza vacía-
una imagen que brilla en el espejo
-no sombra que se esfuma-
y una voz clara
-no pesado silencio-
alguna vez escuchada.

jueves, 11 de noviembre de 2010

Pido la luz y la palabra

¡Hay tantas cosas que pueden helarte!

Hay quien dice que los poetas
envolvemos la realidad con metáforas
pero no es cierto.
Nos astillamos y nos duele,
se nos revuelven las entrañas
o nos quedamos fríos.
Exactamente igual que tú.

Y entonces, ¿qué nos pasa?
Por qué a tantos incomoda
que nos dejemos suelta la palabra.
Dicen que por la boca muere el pez,
pero por ahí
nosotros nos crecemos.

Hacemos conjuros para aplastar los miedos.
Con el tiempo aprendemos
a sacudir las cabelleras
para orearlas de las sombras,
de las que erizan nuestras noches
o de las que esperan a la vuelta de la esquina.

Pero no podemos parar.
No vamos a parar.
Todos sabemos
que cuando entramos en este camino
es para siempre.
Que a nadie asombre entonces
que la palabra crezca
y nos sobreviva.



(Para el acompañante de tantos versos que eran anónimos hasta que decidió darles luz)

martes, 2 de noviembre de 2010

FOREVER

¿Son sólo sombras?
¿Cómo darle nombre a lo inasible,
a lo que se nos escapa por la razón?
Y percibes un sentido distinto
de la palabra "lejos"
de la palabra"cerca"
borrando de un plumazo toda linde.
Y se te enciende de nuevo el rubor.
Tu corazón se sobresalta
a pesar de tí misma
aunque lo quisiste parar,
no dejarlo suelto para no herir,
que ni una gota de tu sangre
pueda mancharle.
Torpe en las formas,
en la distribución de los afectos,
siempre en retardo.
Cierras los ojos,
las lágrimas se escapan,
y sin embargo,
un beso encuentras.

domingo, 31 de octubre de 2010

Crecen flores

NO HAY DOLOR EN LA VOZ.
AQUÍ SOLO EXISTE LA TIERRA.
Levemente juntos,
aligerados aunque densos,
sin necesidad de huir.
Casi sonámbulos.
Vasto el mundo,
oímos crecer los latidos
y los días que se agolpan,
atruenan y retumban.
En los olvidados rincones
sembramos flores con los besos.
Rosas de olvido,
jazmines de luz.

LO QUE IMPORTA ES ESTO: HUECO.
MUNDO SOLO. DESEMBOCADURA.
ALBA NO. FÁBULA INERTE.
SÓLO ESTO: DESEMBOCADURA.

*Los versos en mayúscula pertenecen a POETA EN NUEVA YORK de F. G. LORCA

jueves, 28 de octubre de 2010

De la palabra oscura

Y te parece que no puedes dar ni un paso,
que toda tú se resquebraja,
que por los huecos sólo el aire
más frío.
De nuevo metal en el pecho,
el que te aplasta,
el de fauces oscuras,
el que te clava al suelo.
Hoy ha entrado a traición
y sólo ves despojos.
La razón se te borra unos instantes.
Quizás por eso escribes.
Porque quieres dejar constancia
de que aún hipando
vas a seguir.
Que la suerte está echada.
Que seguirás mirando hacia la luz.
Que buscarás la postura, el camino, el modo
de encarar el lienzo en blanco,
el del día que llega,
y de los que vengan después.
Sabes que no hay certezas
pero siempre fue así.

Porque "he visto los ojos de los brezos
y sé lo que las olas deben ser"*

*Cita de Emily Dickinson

jueves, 21 de octubre de 2010

POEMA A TRES MANOS

                                 

                                   
                                  I

QUIERO QUE SUEÑES CON LO QUE YO SUEÑO...

PORQUE una vez soñé con ser poeta,
UNA voz en las noches del otoño,
VEZ y voz, serpentina de palabras…
TE cuento esto ahora no sé con qué motivo
QUISE decirlo antes y no supe
CON tanto ruido tras de la ventana…
LOCURA azul la que nos inventamos
Y quisimos creer sin condiciones
QUIEN no creyó en locura nunca ha sido…
SABE Dios si leerás estas palabras,
SI desde tu almohada se ve el facebook…
TODAVÍA no me creo que ande escribiéndolas…
TE cuento esto ahora y ya sé a qué vino
QUIERO que sueñes con lo que yo sueño…

(José Luis CORREA)


                              II

PORQUE querer es gratis,
NADIE puede dudarlo,
TE vienen y van las ondas...

DA, como siempre lo que tienes...
MUCHO esperas, sin embargo...
RECOGE lo que recibes...

QUIEN saber da...
DA sin esperar recibir...
GRATIS siempre, sin pretensión.

Y recibir sabe,
NADA pedido a cambio...
ESPERA, y cree, inocente

CIEN casas, padres, madres y amigos...
MIL millones de estrellas...
MAS de lo que da recibe...

TIENE un universo a sus pies...
         
(Juan Carlos DUQUE AMETXAZURRA)


                                 III

NADA encuentro si no busco.
SOY porque lo visible no me basta.
SI miro más lejos, más allá de la mirada
NADA pierdo. Es éste el viaje.
SUEÑO. Deseo. Esperanza.

(Raquel ZARAZAGA)

martes, 19 de octubre de 2010

In the city

Hace tiempo que no estaba en la ciudad, que no le hincaba el diente, que no dejaba resbalar mis días por ella, no como turista, sino como habitante suya siquiera ocasional.
Y tomarle el pulso de nuevo: en los ánonimos rostros, en las calles desconocidas, en el reflejo de otra sombra que no es la mía junto a mí, en el sonido de otras voces, otros rumbos...
Y llovía. Como entonces, como cuando acoplaba mis pensamientos al ritmo de mis pasos.
Ahora el sonido de mis tacones por las aceras me devuelve una nueva música, cadencia inexacta que busca sus propias huellas. Algo me gusta de este no saberse nadie, de este buscar la luz tan sólo en los charcos, atril donde apoyar mis páginas, las que todavía faltan por llenar.

domingo, 17 de octubre de 2010

Del cómo

Porque la vida no tiene fondo de palmeras,
debemos ponerle el sol cada día,
ordenarle la arena
como en un jardín oriental.
Quitar las trampas del camino,
hundirnos en la nieve
para buscar las briznas,
lo más pequeño,
lo que tú quieras,
lo que más necesites.
Y tratar con las sombras,
pactar con ellas
para que no te rompan.
A veces fieras, otras niños,
siempre temblando.
Dicen que el camino nos hace,
que en el transcurso está el deleite
pero que hay que apurar los pasos
y persistir.
Mientras la luz exista
y siga iluminando,
ser rayo, haz o fuego todo.
Cinéticos.
En expansión.

miércoles, 13 de octubre de 2010

Del frío

Cuando esta tarde mi hijo me abrazó, al quejarme yo por la intensidad de su abrazo , él me  dijo: "¡Ay,mamá, es que el amor duele!" Y yo le respondí: "Y la vida, hijo, a veces también duele la vida."

jueves, 7 de octubre de 2010

Sound and silence

Me gusta recordar su voz
y su sonrisa.
Aunque a veces no sepa
si acercarme.

Casi a gatas,
de puntillas,
camino sola
llevada hacia la noche
que atraviesa mis tejidos.
Los que neblinosos velan siempre
-apretujados cuando el frío llega,
cuando las borrascas azotan-
pasajeros-navegantes
que conocen a quien boga en mí,
saben de lo que se cuece en mis entrañas,
lo que las retuerce y entibia,
sus sueños-sus anhelos.
A veces parece que nada late,
que el huésped silencioso
nunca estuvo aquí
(mera engañifa de la razón)
pero basta que en un pestañeo
su sombra se dibuje un instante
para que en el bosque de los días
sienta de nuevo su mano
tendida hacia mí
para que no me pierda.
Y entonces soy yo quien sabe
que una caricia suya bastaría para callarme.

jueves, 30 de septiembre de 2010

LITURGIA DE LA CAIDA

Entre los ídolos escondidos detrás de la cortina, el tiempo sin costuras construye un relicario con las hieles de tus labios, los suspiros de tu pecho y la apretada rosa de tus días. Por dónde entrará esta vez el desierto, la estrofa huérfana de la culpa que escarba entre tus párpados para sembrar desorden. En carne viva, salobre, deliberadamente en vilo, recibes los juicios que te asocian a estados de ánimo cercanos a la locura. Benditos sean quienes descubran tu intento de sentir más allá de las circunstancias, la evidencia ingrata de quien no confía en la equidad de la balanza.

Del libro "A VECES, CUANDO LLUEVE, NOS LLEGA EL OLOR DE LA SAL"

martes, 28 de septiembre de 2010

Del aliento vital

        (Para la niña-cascabel que dentro me brinca)

El ligero paraguas de un diente de león en el campo(mitad nube-mitad fuego artificial); un molinete de papel de esos hechos en el colegio; las velas de un cumpleaños… triunfales hitos alrededor de un soplido.
No sólo aire, siempre algo más. Ilusión del que observa el fugaz instante, recibimiento del poder que rodea a cada cosa con el contrapunto que invariablemente conlleva lo efímero. Cada aliento contenido se desvía hacia el olvido con la perspicacia del que se sabe salvado por la campana.
Infundo impulso a mi respiración y en ella van anhelos, asombro, inmensidad toda que se mezcla con el revuelo de los pájaros, da a parar a la tarde, abre el tiempo.
Aire goloso.
El ritmo de la vida
detrás de un soplo.
Recibo el beso de la brisa -hay mucha vida en la luz- y un deseo de nubes recorre mi cuerpo. Como un globo de helio que se infla, dispuesto a volar.
De mayor, dirán que vivo
con la locura pegada a las alas
y yo pareceré
otro irreal personaje
de una fotografía de DOISNEAU.

(De mi libro inédito "IMAGINARIO DE LA INFANCIA")







viernes, 24 de septiembre de 2010

Toda la noche hago la noche.

"Toda la noche hago la noche. Toda la noche me abandonas lentamente como el agua cae lentamente. Toda la noche escribo para buscar a quien me busca. Palabra por palabra yo escribo la noche"  (Alejandra Pizarnik)


Y me interno en este espacio
me inscribo en él.
Te miro.
Te sonrío.
De esa forma carnal
que tanto gustas.

Y me vuelvo a tensar
con el temblor que me abre
ése que vuelca mis aguas
con cierto aire de fiesta
porque hay ganas de reír
de bailar la noche entera
al son del son.
Descalzos.
Desnudos.
Limpios.

Y andar juntos de la mano
sin rumbo fijo
sin centinelas del tiempo
tan sólo andar.

O apiñada,
recojo mi cuerpo en torno a tí.
Por el sólo gusto de sentirse
de estar ahí
-rincón dulce de caricias-
Y no necesito entender nada.
Tal vez sólo sueño.
Pero noto tu abrazo en la noche
y me calma.


viernes, 17 de septiembre de 2010

Who wants to live forever?

Dos latitudes ceñidas en un abrazo.

El que convoca al banquete,
ése al que se asoman los ojos
para poder libar
lo más jugoso de la escena.

Y a las miradas les crece el tacto
y los dedos aprenden a ver.
Más allá de los sentidos.
Focos palpitantes,
avenidas de la luz.
Carnales circunstancias que
desafían al destino,
ése del que no sabemos nada
y con el que siempre nos equivocamos.


Y no sabes por dónde empezar.

Hay tanto grito acumulado,
tantos nudos que desean soltarse
que es difícil encontrar la cadencia exacta.
No queremos dobleces.
Llenos del aire que inflama,
del agua nueva que te embebe
hacernos regueros,
ser puro destello...

Y al primer contacto
detener la nada.

lunes, 13 de septiembre de 2010

Where you lives

La noche se deshace.

Cae hecha rodajas
y hasta se pierde
en el fondo de la copa
donde ya ni hielo queda.

Te quitas los zapatos
con ese ademán rutinario
tantas veces repetido
hoy nuevo para mí.
Y tu mano se desliza por la colcha
y mi mano, sin querer,
imita el gesto.

Y las palabras se estiran,
a veces traicionan,
porque las miradas
ya hace rato que se buscan
... y quieren encontrarse.

Más cerca.
A una distancia más corta.

jueves, 9 de septiembre de 2010

Seamos...

"Quiero ser todo en el amor
el amante
la amada
el vértigo
la brisa
el agua que refleja
y esa nube blanca
vaporosa
indecisa
que nos cubre un instante."
Claribel Alegría



 
Pero cómo ser todo y nada.
Cómo atravesar tantos mundos
sin apresar al tiempo.

Quedaron algunos poros
eternamente dilatados,
salinos cauces
por donde las ganas
iniciaron su inmersión.

Suspiros levemente apuntados
como brotes tiernos,
caminos de lava dulce
en los que adivinar un rastro inconfundible,
ovillar los gestos y rozarse,
sólo sentirse ondulando
con todo el cuerpo por estrenar.
Cuerdas bien dispuestas,
páginas en blanco,
nubes y claros...

Y lugares cerrados
para nadie que no lleve tu nombre.





miércoles, 8 de septiembre de 2010

Wishing unexpected sensations





Las que tumbadas convergen
al fondo de una silueta,
las que perduran
más allá del instante fugaz,
el del vuelco en los adentros,
el calorífico,
el del fulgor.

En un minuto así edificado
puedes abismarte
y sentir el roce del universo todo
recorriendo el galimatías de tu piel,
-hilo conductor de todas las caricias-
camino y cauce,
objeto y reflejo,
asunto del tacto.

Puedes desdoblarte el alma
y verte
escondiendo tus penas bajo las sábanas
o acudiendo presuroso al centro de tu yo
para asistir a la llegada
del río que te nace
en esta penumbra silenciosa
in your body...
in your soul...
in your heart...
in your mind...

lunes, 6 de septiembre de 2010

Nothing else matter




"Appetito di belleza"
"Sentirse metafísicamente poroso"
"Amor meus pondus meum
illo feror quocumque feror"*





Qué extraña intimidad
nos sale al paso!
Desde el portal del beso avanza,
-nidal y alcoba-
espejo el uno del otro
donde las miradas resbalan,
deslizan su desvelo
y establecen el vínculo.
El que permite hacer rodar los cuerpos,
enlazar las manos sin error
-aún siendo novicias-
en unívoco encuentro,
certero camino no conocido aún,
nunca antes andado
y sin embargo,
con qué exacta sincronía
consiguen embeberse,
desplegar su luz.
La mañana no está fría.
Se ofrece tersa, dulce,
rumorosa y dilatada,
casi hecha canción.


*En "Ensayos sobre el amor" de ORTEGA Y GASSET.

domingo, 5 de septiembre de 2010

Fuori dal mondo



Cómo guardarse un día sin horas.


Los gestos de la mujer de piedra
-esfinge temblorosa a pesar de todo-
querían adentrarse en el momento
pero no podían.

Dispuesta a no resistir el cerco
pero sin mover un músculo.
Tan sólo recostar la mirada,
turbarse ante algún silencio
y el grito de los enjambres interiores.

Agitada antes de empezar.

jueves, 2 de septiembre de 2010

Before the dawn

(Antes del amanecer)


Perderse cuando aún sólo hay rumor.

Navegar solitario desde el aire que ambicionas,
el que puede hacerte o no ser,
dádiva que recibes
más valiosa que la simple virtud
o el anhelo de sentir.

Antes de conocer
el hueco abierto de la herida
o la finura de una certeza.

“Si crees que comprendes,
nunca avanzarás.”

Lo rugoso te rodea
y te repliegas,
silente,
irremediablemente distante.

Percibes los perfiles del alba
que está al llegar
y deseas tanto ser aire
comprimiendo el aire,
trueno en expansión…

El nuevo día abre sus brazos
y solemne te espera.

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Dona de sentiments electrònics

PIPILOTTI RIST  en la Fundación Joan Miró-Barcelona (8-7 al 1-11 del 2010)
http://www.fundaciomiro-bcn.org/exposicio.php?idioma=6&exposicio=1959

Vídeo: "Drink my ocean"
http://www.dailymotion.com/video/x2ja0a_pipilotti-rist_creation


O el videoarte al servicio de las emociones.
De cómo reclinar los sentimientos en el fondo del mar, en un lecho de hojas, en el corazón del bosque, en una anémona rumorosa, en un cielo que emerge y que te sumerge... Ahí, siempre ahí, en el filo de la luz, la doble luz, la que sientes en tu vulva alborotada y la que libas bajo las estrellas...
El corazón late despacio sorbiendo el océano, se hace líquido también con puertas de coral por donde gozar el transcurrir del tiempo que allí se hace denso, felizmente denso, visionario, lúdico, informal...
La teva suor fa bona olor... y nos reconcilias con el cuerpo sintiendo el dulce fluir de la sangre, el aire que llena los pulmones y la sensualidad de la vida que te ves correr dentro de ti.
Mujer de lluvia siempre-sabrosa, siempre-fértil... y volvemos al útero que nos vio crecer, y nos paseamos por él, por nuestra protohistoria y ahí ingrávidos, cruzamos de nuevo el túnel, el que nos trajo hasta aquí. Quebrantamos la nada del origen para encontrar el camino de vuelta a casa. Ya nada será igual.
"Nobody loves no one... The world was on fire and no one could save me but you."

domingo, 29 de agosto de 2010

"Ghi sult goede gheselscap kiesen"- Elegirás buena compañía

Y se nos llegó el día.

Y quiso tragarse todas las sombras.
Nos pidió cruzar las fronteras
de los miedos
y murmuró su paz entre las llamas.

Y nos hicimos isla,
archipiélago escondido donde
abrir los labios y cerrar los ojos.
Donde alimentar las manos
y avanzar y crujir
y tenernos.

viernes, 27 de agosto de 2010

INTIMISSIMI

Te inquietan mis costumbres y mis fetiches.
Mi forma de romper el hielo
De lamerme las heridas
De guardar con cuidado los abrazos
O el que sea capaz de matar más de una mosca.
Que sea siempre ayer cuando me enamoro
Que me guste esperar en las estaciones
Cambiar de idioma o de sitio en el cine
Que no declare mis intenciones
O que tenga mi vida colgando de un aliento.

Sabes que no me cepillo el pelo cien veces
antes de irme a dormir
Que cierro siempre las puertas del armario
Que no temo al espejo que dice la verdad
sólo cuando no me miro en él
Que me gusta quedar conmigo misma
Y que siempre llevo un hechizo humeante en el bolsillo
http://www.bruja-canalla.com/
Y de mi fama de mujer en tránsito
y  de mi carencia de fe en la realidad.

Esto es lo que echan en este canal.
Vigila al mundo
y sigue aquí si quieres.
Yo...
seguiré hablando.

domingo, 22 de agosto de 2010

Armónicos

"Todo lo que vibra, suena... pero  una cuerda tensada sobre una buena caja de resonancia, además, suena bien." (En el COSMOCAIXA de Barcelona)

¿Ocurrirá lo mismo con los armónicos del alma?
Y si es así, ¿cómo tensarse adecuadamente?
¿Cómo hacer para resonar?
¿Cómo para vibrar en la misma frecuencia?
No es sólo "pura dinámica de moléculas".
Lo sabes.

lunes, 16 de agosto de 2010

De la casa

La caja de recuerdos que es la casa,
-celosa servidora del pasado-
llena de élitros negros
el paso de mi sombra,
ese ser sin corola
en que me he convertido.
 
 
De mi libro "A VECES, CUANDO LLUEVE, NOS LLEGA EL OLOR DE LA SAL" editado por CVA Ediciones

sábado, 14 de agosto de 2010

No preguntarme nada.

NO PREGUNTARME NADA.
HE VISTO QUE LAS COSAS
CUANDO BUSCAN SU CURSO,
ENCUENTRAN SU VACÍO.

Tras las palabras,
sólo silencio.
Sólo la muda música del roce,
del volteo de los labios que se buscan.
Y el escudo de los cabellos
tras los que escondes tu arrobo.

Cada uno lee en el otro
la historia de sus días
y desea tapar los rotos,
cubrir con la saliva de los besos
allí donde la carcoma de la vida
desovó su materia más oscura.

No sólo piel con piel,
no sólo abrazo,
sino rodearse,
contenerse,
parar el borboteo de las heridas,
arrebatados sanarse
y latir en el arrullo
de las manos que se buscan.

*Los versos en mayúscula pertenecen a Poeta en Nueva York de F.G. Lorca

jueves, 12 de agosto de 2010

TEDIO

El queso y los suspiros,
el vino,
el miedo bronco,
la creciente luna que se dilata
en el opaco horizonte
del balconcillo.

Cuando los gestos lentos no te amparan,
la soledad se queda
hecha un ovillo
en la esquina de tu sofá,
y de nuevo te mueves
entre la culpa y el hechizo.
Apelas al pasado
atizada por el temblor,
atravesada por las sombras.
En el basural de la angustia
te vuelves espectro de ti.
El incesante y agónico quejido,
-que rebulle en el alma
y por la carne repta-
parásito de tu libertad.

Buscas en tus estambres
la forma de salir
del mortecino lecho,
del silencio enroscado en tu silencio
- el que te acoge entre sus secas mamas-

¡Cómo pronunciar la palabra exacta!
Ya no crees en nada.
El desmoronamiento de tu espacio
pide a gritos un gesto imperceptible,
un ademán humilde
que acabe con el aguacero.
Brindo por ti.

(De  mi libro "A VECES, CUANDO LLUEVE, NOS LLEGA EL OLOR DE LA SAL")
editado por CVA Ediciones

miércoles, 11 de agosto de 2010

Ni tú, ni yo

PUEDE LA PIEDRA BLANCA
LATIR CON LA SANGRE DEL CIERVO
Y EL CIERVO PUEDE
SOÑAR POR LOS OJOS DE UN CABALLO

Cómo aplacar tu corazón,
cómo aventar tus cenizas,
cubrir tus gemidos con mis manos...
si yo no tengo certeza alguna.
Si sólo sé mirar las nubes,
lambicar dolores a la orilla del mar
y equivocarme.

Pero aquí están los ojos de la cara
y mi puerta entreabierta,
dejándote pasar.
Entibiaré tu alma
con mi alma extraña
y que el llanto
cubra los huecos.

NI TÚ, NI YO, NI EL AIRE, NI LAS HOJAS.

*Las citas en mayúscula pertenecen a "Poeta en Nueva York" de Federico García Lorca

domingo, 8 de agosto de 2010

Pero no hay olvido, ni sueño: carne viva (F.G. Lorca)





Las últimas gotas
del agua de tus labios
percuten la noche.
Nada puede apagar su son.
No crecerá musgo allí.
No hay tal vez que lo alcance.
Pero sí la certeza
de permanecer por haber sido
siquiera un momento.

Todo tácito,
mudez necesaria ahora.
Sólo vibración en los adentros
cuando el recuerdo acude.
Dicha escondida
que te hace cerrar los ojos.

No le llames a eso soñar.

miércoles, 4 de agosto de 2010

DIOSAS DE MI ALTAR I



Cesaria EVORA, la diva descalza.

“Hay voces de mujeres, aquí en esta tierra,que me dan ensueños, maravillas.Sería esclavo de todas,sólo por oírlas.No dicen nada, no mienten, pero es el aterciopelado sonido, húmedo, como la lengua amada.”
(Del poema “Las voces” de Osías STUTMAN)


Noche virgen en Mindelo.

Un oscuro cubículo de techo de palma
arropa a un nubarrón de hombres.
Pescadores de atunes y garoupas
junto a vendedores del mercado de Assomada
echan una partida de oril.
Un joven cortador de caña pregunta por Roselita,
la de los ojos verdes y la piel de algodón.

Caboverdianos descalzos.
-“De tudo um pouco.”

En la astillada espesura de un rincón
se remueve y alza la negra geometría de una mujer.
Con los ojos turbios por el grogue
sacude sus redondeces y entona la morna :
-“Munde é fete pa vivé
tambem ele e fete pa morrê
pa ama e sofre.”
Para vivir y para morir.
El mundo está hecho para amar y sufrir.

-“¿Quem bô ê ?
¿Quién eres tú,reina Cize ? »

Tu voz es llaga,
dulce sumidero de los desfavorecidos.
Su grandeur nostalgiza los atardeceres.
Sólo caminos rotos, días sin sueño,
huellas de amores olvidados,
un ramo de cenizas... a tu pecho asoman.
Rumor de pajarillos salados que aventan las penas
con el grito herido por las orillas.

Mujer hecha montaña,
presa en el nudoso abrazo
donde la soledad gravita.
-“Bocados de pena tragué...”

Y ahora,
entre las colinas de tu son emergen redimidos.
No miente tu voz.
Nos canta el húmedo vientre
y rescata el natural amor en bulbo
de la llaga que a todos hiere.

En deuda estamos contigo.

viernes, 23 de julio de 2010

Sólo lo intuyen los labios cuando beso

Un sólo de luna
saquea hoy mi corazón.
Tanteo sus límites.
Desearía conocer
todos los alientos,
el reflejo de su vivir
en el borde de la herida,
el sentirse traspasado
y anodino vagar
turbulentas las entrañas...

Si nuestra memoria guardara
alguna brisa del otro mundo,
del muro ciego,
del cobertizo del cielo,
del lugar donde se imprimieron 
todas nuestras huellas...
De esa densa sustancia
que liquida nuestras formas,
no las que sólo vemos,
no las que sólo tocamos,
sino también esas otras...
las que sólo intuyen los labios cuando beso,
los dedos sabios cuando caricia,
cuando abrimos nuestro corazón
al grito de las estrellas,
las que rabian por enseñarnos
la gramática del amor.
Esa desesperante creación
en que consiste cada deseo,
ese trémulo incurrir en el delirio,
en la más palpable forma de ser tiempo.
El que se arranca las espinas a lametazos
sabiendo ser minucioso, conciso,
radiante y pleno.
Sentirse con
te hace andar despierto,
sobrado de sueños por los que perderte...
Sol cuando invierno,
nube cuando niebla,
rocío cuando calima aprieta.
Y no hay encuentro inoportuno,
exámen de alma,
culpa ni perdón.
Perderte puedes apenas
en el corazón de una magnolia
y dejar pasar la muerte,
ahogar la angustia
en este destierro voluntario
que el querer te ofrece.

Diría que a veces es conveniente
no quitarnos otra boca de la boca,
desasirnos de la existencia
en la fundente unión de los cuerpos
persiguiendo todos y nadas,
profesando sólo creencia carnal.
Esferas vibrantes de deseo
que ruedan dulcificándose
y abrasan,
cielo en llamas,
mar en calma,
alacridad evidente.

jueves, 22 de julio de 2010

Malbarates botons de la meua brusa/ Desperdicias botones de mi blusa

De mi libro inédito "SEDA SALVAJE".
(Traducido al catalán por Pere Bessó)
Malbarates botons de la meua brusa
com qui desgrana, inconscient, una panolla
al compàs de l’aigua que s’escola, tenaç,
pel teulat de la casa.
Es desborden les teues mans
entretingudes amb els fils de la nit
i l’olor a poma verda entapissa
els plecs del meu camisó.
Continua la persiana amb el seu balandreig rutinari
i el zum-zum de la foscor més pegallosa.
Desperdicias botones de mi blusa
como quien desgrana, inconsciente, una mazorca
al compás del agua que se cuela, tenaz,
por el techo de la casa.
Se desbordan tus manos
entretenidas con los hilos de la noche
y el olor a poma verde tapiza
los pliegues de mi camisón.
Continúa la persiana con su bamboleo rutinario
y el zumbido de la oscuridad más pegajosa.
***

martes, 20 de julio de 2010

Cuando el hambre aprieta II

"Si comes demasiado poco,
estarás hambriento como un cuervo.
Si comes hasta hartarte,
sufrirás dolores de estómago.
Si comes poco,
el resultado será mal humor, sequedad e indigestión.
Come el alimento de Dios,
 y fácilmente digerirás los nutrientes,
navega como un barco en el océano del espíritu.
Sé paciente y persistente en el ayuno,
y recibirás sin esperar,
pues el hombre ahíto
no espera el pan, sino
que se pregunta cuándo llegará la hora de comer.
A menos que tengas esperanza,
la generosidad del alimento de Dios no vendrá a ti.
Practica la espera como un ser verdadero,
por el bien de los platos de la dicha.
Al final todos los hambrientos encuentran comida,
pues el sol brilla para todos.
Si para tu huésped principal sólo tienes alimentos pobres,
trae los mejores.
No dudes en ser un generoso anfitrión.
Pues la ladera de la montaña encumbrada
siempre espera el sol brillante del amanecer."
RUMÍ

martes, 6 de julio de 2010

Cuando el hambre aprieta...

"-La ilusión no se come -dijo ella -No se come, pero alimenta -replicó el coronel."
Fragmento de "El coronel no tiene quién le escriba" de Gabriel García Márquez.

Tiene la potestad de alimentarte y en su obstinación refleja un mundo que no deja cobijo a las sombras, colorea los menesteres diarios, procura agrado a pesar de que te desvela, reaparece cuando menos te la esperas, tras una palabra, una voz, una caricia...
Sabes que siempre estaba ahí, tras tu silueta, la que disciplinadamente ven de ti quienes se te acercan, aunque no siempre es fácil darle caza. Tantas veces siendo esfinge, que ahora no sabes casi glorificar su llegada, hacerle los honores, darle la bienvenida que se merece.
También sabes que se asusta fácilmente, que igual que como semilla germina y crece lentamente, hay hielos, púas y metales que dispersan su sustancia con la misma sencillez con la que soplamos una mota de polvo y ésta parece desaparecer.
¿De qué materia estarán hechas las cosas importantes? ¿A qué oculta química o alquimia responden? No siguen leyes humanas por más que sus efectos y consecuencias agiten nuestras conciencias, nos sacudan, estremezcan o desplomen.
¿Quién se atreve a seguir la trayectoria de un beso? ¿Qué extraña hipérbole dibuja la línea de la felicidad? La secuencia exacta de átomos que se desplazan desde el comienzo del universo para hacernos llegar un momento de plenitud no sigue reglas estrictas y se descompone con la misma facilidad con la que desbaratamos un castillo de naipes.
O sí, o hay un orden dentro del caos que nos impulsa y en el que podemos perdernos y hallarnos, vidas dentro de una vida, habitaciones innúmeras en la casa que nos cobija, el mundo-estancia, el útero-madriguera-selva en el que cada uno tiene su sitio aunque a veces, por más que lo busques, no lo encuentras.
Sin manual de instrucciones es fácil perderse, convulsos expansionarnos sin rumbo o pudrirnos en un rincón.
Los grillos despliegan su canto, los árboles nos ceden sus hojas, pero no avanzamos mucho más, no alcanzamos a desvelar el secreto, vamos a trompicones por la senda, cayendo y levantando ...
Por eso, cuando el sol de la ilusión caldea un poco nuestros huesos doloridos sentimos nacernos el fulgor, el deseo de mudar la piel, de batirnos frenéticos en el abrazo que nos parta, -que nos aglutine y disuelva- todo en uno. Ardimiento, marasmo denso que te arrulle y astille, y atragantarnos con su música y dejarnos ir así. Si se pudiera...

domingo, 13 de junio de 2010

On the desert





Abordas la noche con el corazón encabritado, distinguiéndote entre las nubes, las que cubren la ciudad o las que se acomodan junto a la playa, dispuestas a recibir el abrazo de los navegantes, los que siempre las persiguen.
Gacela y corzo, flama y llama, pluma que canta y el balcón de mi pecho que, después de tantas batallas, sabe esperar.
A veces la calma cubre la ausencia, otras la morada se convierte en cubil de fiera que se agita indomable, crepitar de sentidos incendiados y lenguas que salpican, desbordadas de sombras o de otros pasos que resuenan, a veces trino, otras estrépito.
Así es nuestro ritmo. El que recibe nuestras dudas sin tener que preguntar, sin deberse nada... y recibiendo a manos llenas. En este escenario no nos da la gana fingir, sólo trepamos por nuestro ser en vuelo, el que se alegra con un simple brote que nace, con un gesto que le caliente los adentros, caricia leve o arrullo silencioso, palabra que bamboleante dejamos caer en brazos del otro, en su escote, o escribimos sobre las cicatrices de su vida. No lloramos más que a tramos: vengo penando-respira- dame la mano-¿cómo seguir?- levántate y anda...
Y nos dejamos crecer auroras porque el tiempo se alarga sin querer -nos llegamos hasta el costado para tentarnos- a veces a deshoras, a veces perdidos, otras con urgencia como si la eternidad se acabara, aun sabiendo que mañana enfilaremos de nuevo el camino cotidiano, el horizontal, el del corazón ceñido, el que nos queda todavía a pesar de todo.

"Diariamente se levantan los montes, el cielo se ilumina
el mar sube hacia el mar
los árboles llegan hasta los pájaros.
Sólo yo no me alumbro, no me levanto."

Y leerán esto y pensarán que somos tristes, que no merece la pena hablarnos, que con nosotros es imposible... Y se equivocan. Si se llevaran los ojos directos al corazón, si escucharan los suspiros de las rosas, sabrían que nos gusta ver flotar las hojas en la fuente, solo seguir el paso de las nubes hundiendo nuestros dedos en el aire, para agarrarnos a él y sentirnos vivos porque no queremos olvidar quiénes somos, dónde estamos, conocer nuestro nombre... Pero no podemos dormir. A veces temblorosos, otras hambrientos, o terriblemente cansados. Por eso echamos a rodar las palabras y su polvareda nos ilumina, incluso pare trinos de risas sonoras como hace tiempo no escuchábamos y las sentimos crujir en nuestro vientre, se nos caen de las manos y arriban-manantial y arpa- atravesando atmósferas, células y tejidos...  Pero si ni siquiera los ojos se ven, es sólo lugar en que nos remansamos, lugar al que llegamos después de mucho andar ¡y de maneras tan distintas! y en el rincón del vocablo que juega o en el de las horas de luna reconocerse y estar, sin apretar al tiempo, como la orilla y las mareas, las piedras del lecho del río o la tierra que se abre cuando la planta crece.
¡Bien haya la sombra del árbol

llegando a la tierra,
porque es la luz que llega!








*Los versos en cursiva pertenecen a Jaime Sabines.

domingo, 6 de junio de 2010

Los recuerdos se borran, las emociones permanecen.

"Un estudio con pacientes con amnesia acaba de demostrar que aunque los recuerdos desaparezcan del cerebro, las emociones y sentimientos asociados a ellos pueden pervivir durante más tiempo."
http://www.madrimasd.org/informacionidi/noticias/noticia.asp?id=43477

Te aferras a la idea del tiempo como depósito o como división infinita de posibilidades, quantum continuum de la existencia, la que te permite ser y te hace posible en su consciencia, frágil, limitada, pero sentida.
Fugaz el cuerpo y el espacio que lo delimita, el tiempo horada los recuerdos y los oculta o los destierra, dejándote a veces desnudo, otras  ligero para seguir el viaje.
Pero sé prudente: el corazón, cuidadoso, acopla emociones entre los pliegues de tu memoria: placeres delicados, estaciones marchitas, colmillos sangrantes o palabras nunca dichas comparten la estancia. Videoframes emocionales que te retratan, que hablan de ti, de tu íntimo nacer con cada roce, hasta el solamente presentido, el intuido, el anhelado...
Los deseos son más que simples reacciones fisiológicas, no sólo son capaces de dilatar pupilas, contraer músculos y liberar glucosa.. Agitan tu respiración y tus sentidos, para permitirte ver más allá del temblor, y así sobrevivir al invierno, a los años de sequía, al olvido... el impuesto por tus propios pasos o por las circunstancias, sirviendo a veces de bálsamo pero no de remedio eficaz.
Y por qué si a veces vivir no logras, no permitirte recuperarlos de entre las sombras, releer sus letras borrosas y pasar página o permitirte creer en el futuro cuando recreas un gesto, la esquina de una sonrisa que sigue pegada a ti, de la que no conoces toda su historia, pero de la que desearías arropar sus noches y sus días, amanecer y atardecer con ella, egoísmo grosero que te nace al volverlo a invocar. Te nacerán entonces los nombres para rimarlo, confundiendo todos los momentos, convertidos en instante único que cíclico se estira y encoge,  latido imperturbable que se agolpa en el encuentro. Los vocablos rastrearán tu andanza, queriendo destilar la savia del alma que así se expresa, a contraviento si fuera necesario.

lunes, 17 de mayo de 2010

Rise above my fears

AUSENCIA.
DESALIENTO.
El espíritu de error del sistema de pelea cooperativo en el que nos encontramos.
OPENING
and
ENDING.
Como el mecanismo automático de las puertas de los centros comerciales, el que abre sus fauces para devorarte en cuanto pisas la línea.
LIAR GAME.
Donde mentir significa ganar y está de moda.
Es utilizado por amantes, amigos, vecinos, personajes públicos ... y por casi todo el que se te pone a tiro.

Las  MÚLTIPLES FORMAS DEL MIEDO.
Líquidas, erráticas, orbitan como meteoritos around you.
El contagio emocional de sentimientos tóxicos se percibe como una gran amenaza
y algunos se pertrechan en sus casas (hikikomori)
o en los no-lugares
(diseñados para ti, para tu seguridad...
donde sentirás crecerte una rígida sonrisa
que aplacará temporalmente tus naúseas.
No hiperventilarás más en vano)

Pasos sincronizados en la ciudad,
unísonos,
cronometrados,
cadencia imprecisa
que inalterable continúa
sin nombres,
sin números,
sin días,
sólo sombras
en el multiuniverso real
donde no hay estancias,
sólo latidos emocionales,
grávidos pulsos
de quienes
-opacados por su materia-
ruedan...


...Y una simple gota de lluvia
que aterriza en la cara
puede cambiar todos los paradigmas.

jueves, 13 de mayo de 2010

La incomodidad de sentirse y un poema de Adriana Davidova

Una glándula, un tejido, un poro... Materia ilusoria o lo único real. Fantasías de la naturaleza en su deseo de qué, ¿de crecer? ¿de seguir?...
No todos experimentamos lo mismo cuando acariciamos un cuerpo o nos acarician y sin embargo nos dicen que
"Cada vez que producimos un pensamiento, o tenemos una motivación, o experimentamos una emoción, siempre se trata de química"
Pero las rosas siguen siendo igual de efímeras y cada cual las deshoja como puede y ellas ... se dejan hacer.
Esta noche tengo sed y este cuerpo mío no me basta. Aunque nací humana, carne doliente, apunte o brote organizado en sistemas, aparatos, sentidos ...que tan sólo perciben falsas imágenes de lo que realmente existe, mis huesos y mis músculos se tensan y quieren más. La capacidad contráctil de mis músculos no es suficiente. Sus fibras dispuestas en haces desean explotar como traca de fuegos fatuos ante  un atisbo de sonrisa  pero nada. Vuelven a ser reclutadas por la rutina que abruma con sus excrementos de hipocresía, que muestra los dientes en cuanto pides lo mismo dos veces, que desea verte convertida en aguas quietas pero cercanas por si se apetece un poco en algún momento... Resulta todo tan fácilmente predictivo...

hasta que en este trasnoche un poema te golpea:
HOGAR


Se asfixia hasta la pequeña flor que el niño plantó y dejó en la ventana...
Se asfixian los objetos, los muebles, las cortinas con las que pensé escalar hacia el olvido
Se asfixian mis cuadernos escritos y después quemados ante la soledad como testigo
Se asfixia el horno, los fogones, la bañera... que te gusta muy caliente
Se asfixian las bombillas apagadas ante la claridad amoratada de los golpes en mis muslos
Se asfixia incluso el miedo que se ha incrustado entre los cajones de tu ropa ordenada, bien doblada...
Se asfixia también mi ropa, que me baila alrededor de las caderas, de los pechos vaciados y ya ligeros
Se asfixia la araña, que escapa guiada por sus pequeños sentidos arácnidos, cada vez que oye unos pasos, los pasos, tus pasos...
Se asfixia el humo de los cigarrillos con los que quiero asfixiarme antes de que vuelvas, sin haberte marchado realmente nunca... Incluso, la conciencia del tiempo que pasa, se esconde asfixiada ante la posibilidad de tu llegada


Muchos viven su cuerpo como un estorbo y para otros templo de infinitos pasadizos donde solearse tan a gusto.

lunes, 10 de mayo de 2010

Las células T y Pablo Milanés

"El gen HLA B57 impulsa la producción de un mayor número de células T, glóbulos blancos defensores del organismo ante patógenos invasores que se adhieren firmemente a las porciones de la proteína del VIH, lo cual ayuda al organismo a mantener bajo control el virus, señalaron científicos del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) y la Universidad de Harvard.

Por medio de un modelo por computadora se demostró por qué un pequeño porcentaje de las personas infectadas con VIH nunca desarrolla el sida. El hecho consiste en que, las células T son capaces de reconocer a los organismos invasores, explicaron los investigadores en un artículo publicado en la versión online de la revista Nature."

Mi corazón no tiene células T. No es capaz de reconocer a los organismos invasores. Le abordan por cualquier parte y siempre consiguen pasar. Mordaces o mezquinos, gloriosos o bribones, atraviesan y se hacen carne entre mis proteínas, mis células y mis tejidos. Reproducen mis metáforas, las que uso para protegerme de los microorganismos de la vida cotidiana, y las que uso para alejarme del vértigo, de la falacia, de la estulticia ...
Cómo descomponer un día, digerir la dosis exacta de sueños que se necesita para navegar por tu mirada en el espejo, la que convoca al arrebato cuando los pies caminan sobre brasas pero las alas siguen colgadas en el perchero y te sobrevienen las ganas de manar, de emparejar la sed con el aliento, fusión sintética que te visita como la canción que recibes, savia que te hace brincar los linfocitos con el ritmo de un "te agarro, te suelto". Ellos no recuerdan ni reconocen invasores previos, contrariamente a su destino. Se me alborotan y no atienden a razones.
Así me va.
Cómo neutralizar entonces las toxinas adosadas a los acontecimientos, los que no consigo mantener a raya, los que en polvareda me empapan y afilan sus uñas destruyendo mi primera línea de defensa (como cuando nos cortamos y la piel se intenta cerrar lo más deprisa posible)
Si por las tripas transita dulce sabor de otros días, cómo no intentar "mirar las cosas por el lado de la luz", el que reconoce lo que le gusta, lo que me sienta bien, lo que llena mi plexo solar y puede inundarme hasta la médula... agua rumorosa que deseo se acerque hecha palabra o risa, o mejor susurro, caricia o beso, gestos que inmolen todas las preguntas y todos los porqués en una pira que arda sin pedir más, nada más.
Consiguieron inflamar mis vísceras, hacerme verter por los cauces, latir ardientes mis pulsos pero no pudieron hacer nada más.  Mi corazón no es inmune pero resiste, aún resiste.



lunes, 3 de mayo de 2010

SKY MAP

Para los que gustan seguir la estela de los cometas, para los buscadores de estrellas, los montañeros de la luz; los que surcan la virtualidad remansados en la espesura susurrante que acoge sus heridas, los que palpitan frente a sus pérdidas, los moradores del fulgor... Sabéis bien de qué os hablo cuando me arrebato y os recuerdo y os quebráis como una hoja ante un verso o tan sólo una palabra que os estalla y humedece con el manto musgoso de las lágrimas, las que no siempre nos hunden, porque enternecerse es zumbido, pero también levantamiento, emergencia que aguijonea el deseo de ser, de volver a fluir, de no combarse...
Abrir pues vuestra sombra y aspirar reconciliados el aroma de vuestro yo primigenio, el que siempre tuvo el pecho lleno de espumas, de nimbos que revoloteaban con el acorde de un son; el que inventaba voces, el de la sonrisa fetiche, el que dejaba un rastro visible tras los arpegios...
Es hora en punto. Sopla. Ese nimio gesto atravesará las auroras y suspendido puede abrir el tiempo-quimera del aire- y acecharme hasta mi vuelta.



lunes, 12 de abril de 2010

Open-Closed...Join me

            Hoy sería capaz de desaparecer, no de morir.
"El movimiento ocurre en el tiempo y en un solo movimiento podemos estar fuera del él"dicen los derviches. Quisiera conocer su ritual, esa forma de abrir las puertas desde lo mecánico hacia lo divino, y volver al origen, a lo absolutamente real, a tocar los hombros de las nubes y entrar en el ombligo de la tierra. 
Pero -sin dejar el cuerpo- salir desde mi piel para volver a entrar tras el viaje, después del trance, de seguir el movimiento de los átomos...
Y vaciarme, hacerme canal, cinta sin fin. Bajo otro cielo raso curvar mi apariencia. Drenar mi interior vomitando los miedos, la angustia que nos zumba en las arterias a los desposeídos del progreso, ese que nos limita por hacernos libres. Y girar así desencarnada, sola en mi desmenuzamiento.
Después entrar de nuevo en el tiempo claro. Con la alborada mecerme en el arrullo de los bulbos en flor, los que no piden sacrificios para crecer limpios. Y volver a la manada dispuesta al arrebato, con porte digno avanzando sin ceder el sitio. Y desposar a quien me estremezca, a quien me ofrezca su compañía en el viaje, a quien no se preocupe por buscar lugar para dormir, a quien no tenga miedo en lamerme las heridas, a quien se deje solear por mi luz o cubrir por la roída capa de los días vividos, los que ya no pueden volver.
Errantes gozosos. Abriendo brechas tras el muro, sumergiendo los huesos y los pasos en lo insondable, en el sargazo indefinido que puede esperar a los que ya no tienen prisa. Y dejarse crecer nueva piel para recrearse en cada poro, en cada rendija inaugurada por las caricias y los abrazos, entre el jadeo del mar o en la calima. En este espacio único dejar rodar las vidas sin puertas, sin preguntas, sin distancias.

viernes, 9 de abril de 2010

She trembled as he spoke

Si le oye o recuerda su voz, si cree haber visto el reflejo de su sombra al volver la esquina...
A veces le siente cuando él la nombra...
Y tiembla.
Como cuando niña, como quien se atreviera a inaugurar el mundo, el imaginado, el de los sueños...
Y entonces descubre de nuevo cómo huele el aire: smell of desire.
Y estallan las esquirlas de su vientre.
No puede disimular que su armadura -esa coraza creada para poder seguir- pide que le revienten los goznes, que la descerrajen, que la sobrevengan y la sobrepasen, que el loco caballero venza el desatino y aparte la cortina. Y entrometerse, sobrevenirse el uno en el otro y deshacerse en cascadas, espumas, arrebato de luz, fondeadero, bahía, montaña, lago en el que adentrarse y perderse hasta la inanición.
No atenerse a las normas, bogando hacia el horizonte de la luna sonriente, la que les envuelve con su halo cómplice para mullir su lecho y seguir cabalgando la noche entre lametazos y besos, al compás de sus pulsos acelerados, del halo de sudor, de los nudos que se deshacen -poros abiertos- virajes que chapotean lubricando cada curva.
De un soplo apagan el farol. No habrá testigos, nadie sabrá lo que ocurra después, a nadie importa.

miércoles, 31 de marzo de 2010

Adiós al invierno

Y marzo nos trajo miradas
que se derretían
en las guanteras de los coches.
Ya no hacía falta más que una piel
para abrigarse.
Sentimos el deseo de dejar
que sólo la ternura abrazara la carne,
que sólo el viento paseara nuestros dedos.
¡Qué extraña sensación
como de reciénllegados
nos deja cada invierno cuando acaba!



* Y el mismo poema en su traducción al búlgaro gracias a la generosa amistad de Zhivka Baltadzhieva

А март
донесе ни погледи,
стичащи се
по предните стъкла на колите.
Не трябваше друго освен собствената кожа,
за да се загърнем.
Чувствахме нужда да се оставим
единствено нежността да прегръща телата,
единствено вятърът да брои пръстите на ръцете.
С какво странно усещане,
на новородени,
всяка зима оставя ни, когато се свърши!

Превод: Живка Балтаджиева



domingo, 7 de marzo de 2010

Liturgia carnal


Un olor, un sabor, un tacto... Detener el tiempo en una caricia, en un gesto que te haga único, grande, invencible... Y saberte vivo, dolorosamente vivo si hace falta, porque ya sabes de la fugacidad del momento, del declinar inevitable que sucede a cada acto. Todo pasa tan deprisa...
Pero hacer estallar lo áspero, lo que nos daña, lo que se enquista en cada uno es necesario. La física de los deseos no atiende a razones consistentes y eso ayuda. Enrojecer con el viento de la tarde, pasar frío o arder enfebrecidos bebiendo hasta el agua de las rendijas cuando no podamos más.
La piel es dócil si la dejamos hacer, sabe cómo rendirse decidida, presurosa o delicadamente esquiva. Deslizar entonces el instante sin ruegos ni preguntas, en el fluir exacto del momento, sin apresar ni un sorbo de aire, sin un propósito... Devotos de todos los dioses que nos contemplan y en los que nos convertimos para adorar y ser adorados, para enmarañarse y sorprenderse y adivinarse ...  e insistir. Insistir en cada abrazo, en cada remanso donde se lame lo profundo, donde se arrebata el yo único e indivisible que cada cual despliega parsimonioso con la morosidad de la tarde cuando nos deja, donación del tiempo que se estira, manto mudo que nos tienta a seguir ...
Donde sólo tiene lugar el alumbramiento de la luz, del universo mismo que se alborota en cada beso, que compone cada entrega. Y así alzarse, hacia la lejanía o hacia el próximo invierno.





martes, 23 de febrero de 2010

"Tan sólo son gratas las almas que lloran..."

¿Cuál es nuestro límite? ¿Hasta donde podemos dar, sin caer rendidos? El cuerpo húmedo, la carne en brasas, revueltos los sentidos... de qué alimentarnos cuando nos sentimos así. Parodia de nosotros mismos, borroneados por el presente que nos aturde y nos rechina, debemos escalar el talud pero sólo sabemos resbalar. Gateamos incómodos, nos sentimos perdidos, el rumor de la ciudad no acalla nuestro ser.
"Vacío el vaso, vacío el plato... sólo recibimos desazón." Furor y desolación a mitades cuando el fuego se apaga, sin nidal de afectos, sin monte por el que discurrir, ya sin argumentos.
Las contingencias del día a día se suceden y nos afanamos en sus términos, en cumplir las condiciones pero no fluimos... Sólo nos aligeramos sin renacer en cada ocaso, embotados, reblandecidos, casi sin poder bogar en la niebla que nos baña, entre el castañeteo y las ganas de huir, esa tentación que como melaza dulce nos acompaña, nos embarga y estremece porque no se nos fueron las ganas de manar, de seguir acudiendo a beber la savia de cada abril, la llegada del tiempo claro...
Se hace duro este invierno en que la cruda naturaleza parece apropiarse de tantas almas, vampiresa de regazos a los que encerrar en su puño rapaz. Fugitivos del calor de amor, el desengaño se hace creciente y menguante de este tiempo tan fugaz y tan denso. A veces todo se hace trizas, a veces el caos se amansa. Nada es gratuito y por qué entonces se muestra tan absurdo. Giramos, tiramos de la manta pero el frío sigue... Absurda charada que no resuelven las plegarias, las palabras, las melodías que suenan siempre con suspiro, psicofonía de nuestro sermón interior. Y las lágrimas acuden al reclamo ...

domingo, 14 de febrero de 2010

Mensaje en una botella



Cuando te falte el aire, te pese la carga, el paisaje se disperse y en la espesura solo refluya el pánico, el revuelo de los porqués sin respuesta -esa tropa de gusanos que tanto pueden inquietarte- ... acuérdate.
No hay desastre sin principio ni final. Nada que te queme la piel podrá durar tanto como para borrar las líneas de tu mano, lugar donde también centellean los cristales de tu ser, el que puede refulgir más allá de las pérdidas, los vacíos, los miedos ocultos.
Y si un cardo se seca, una mora madura.
Oigo tu corazón y sigue latiendo. Si te subieras a una estrella, desde allí no lo oirías llorar.
Y en la tierra fría siguen germinando semillas. Ya lo has visto otras veces. Deberás aprender de nuevo a seguir los caminos de hormigas, te arrodillarás ante el altar de las tormentas para dejar en él la turbamulta de cóleras, tripas revueltas, trompadas, heridas y desafíos. En los ángulos podrás encontrar razones, bondad suficiente para perdonarte, sorber los pedazos rotos de tu yo, el que se devana entre el dolor de amor y la larga noche del deseo.
Fundente, suspendido, el tintinar del alma podrá sonar entonces y aullar si hace falta, flamear largamente, escalar pináculos y azoteas hasta marcar el arranque, el punto y seguido porque la orquesta sigue tocando y no hay que desperdiciar la música.
No hay que dejar de bailar. "Lo que gira no es el cuerpo, sino el espíritu" dicen los derviches.
Disfruta del son y del viaje.