viernes, 19 de octubre de 2012

Contigo

A estas horas,
no dejaré pasar a nadie más.
Quiero quedarme a solas contigo.
Cógeme de la mano
y llévame hasta allí...
Al rincón del espejo
donde dejamos nuestras ropas.
A esa otra bahía
-horizonte pintado-
A la ventana verde
-enmarcada de jardín y de luz,
allí donde se anuncia el día-
Y derrochar las últimas palabras,
-esas que se susurran entre roces-
miradas que resbalan,
manos que resbalan...






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada